Diálogos Invisibles

Diálogos Invisibles cuenta historias de personas en búsqueda de una vida mejor. Muchos han huido de situaciones de miseria, guerra y persecuciones, y al llegar a Europa han visto sus derechos vulnerados por leyes de extranjería discriminatorias y excluyentes. El apoyo solidario de la sociedad civil es fundamental para dar amparo y promover la cohesión social. Por una buena salud de nuestra democracia estamos obligados a exigir políticas migratorias que respeten los derechos humanos. Existe el derecho a migrar porque existe el derecho a luchar por una vida digna. www.dialogosinvisibles.wordpress.com

Dilora Soy de Uzbekistán, y marché de mi país porque mi familia y yo estábamos amenazados de muerte. Así que mis cuatro hijas, mi marido y yo “escapamos” hacia Madrid, donde llegamos en septiembre de 2011. No me atrevía a pedir asilo porque no queríamos que la embajada de Uzbekistán se enterara, y teníamos miedo a que nos deportaran. No recuerdo nada de esa primera semana. No conocíamos el idioma. ¡Éramos como sordomudos! Sólo recuerdo el miedo.

Dilora

Soy de Uzbekistán, y marché de mi 
país porque mi familia y yo estábamos 
amenazados de muerte. Así que 
mis cuatro hijas, mi marido y yo 
“escapamos” hacia Madrid, donde 
llegamos en septiembre de 2011.  

No me atrevía a pedir asilo porque no
queríamos que la embajada de 
Uzbekistán se enterara, y teníamos miedo a que nos deportaran. 

No recuerdo nada de esa primera semana. No conocíamos el idioma. ¡Éramos como sordomudos! 
Sólo recuerdo el miedo.
© Joan Tomás

info@joantomas.net