Diálogos Invisibles

Diálogos Invisibles cuenta historias de personas en búsqueda de una vida mejor. Muchos han huido de situaciones de miseria, guerra y persecuciones, y al llegar a Europa han visto sus derechos vulnerados por leyes de extranjería discriminatorias y excluyentes. El apoyo solidario de la sociedad civil es fundamental para dar amparo y promover la cohesión social. Por una buena salud de nuestra democracia estamos obligados a exigir políticas migratorias que respeten los derechos humanos. Existe el derecho a migrar porque existe el derecho a luchar por una vida digna. www.dialogosinvisibles.wordpress.com

Mireia y Ilyas Ilyas nació en Nador, Marruecos. Llegó a España escondido en un barco con 15 años, después de vivir en la calle durante casi dos años por un conflicto familiar. Vino en busca de su padre, que ahora está en España. Ilyas acaba de cumplir 18 años, y ha tenido una vida dura. Gracias al apoyo de Mireia, trabajadora de EICA, Espai d’Inclusió i Formació del Casc Antic, Ilyas puede salir adelante y luchar por una vida digna. Los menores inmigrantes que se encuentran en España sin la tutela de un adulto constituyen un colectivo extremadamente vulnerable que ha experimentado un aumento constante en los últimos años. Los niños migrantes dejan su mundo atrás y llegan a un lugar totalmente desconocido para ellos, del cual solo han escuchado historias y rumores. Rumores de fama, grandeza, bienestar, libertad e igualdad. Rumores que chocan con la realidad que se les presenta. Luego de una primera acogida obligatoria por parte de la administración, obligada a tutelarlos para proteger los derechos del menor, se ven generalmente abocados a la irregularidad una vez que alcanzan la mayoría de edad, condenados de esa manera a una vida sin derechos.

Mireia y Ilyas
Ilyas nació en Nador, Marruecos. Llegó a España escondido en un barco con 15 años, después de vivir en la calle durante casi dos años por un conflicto familiar. Vino en busca de su padre, que ahora está en España. Ilyas acaba de cumplir 18 años, y ha tenido una vida dura. Gracias al apoyo de Mireia, trabajadora de EICA, Espai d’Inclusió i Formació del Casc Antic, Ilyas puede salir adelante y luchar por una vida digna. 

Los menores inmigrantes que se encuentran en España sin la tutela de un adulto constituyen un colectivo extremadamente vulnerable que ha experimentado un aumento constante en los últimos años. 

Los niños migrantes dejan su mundo atrás y llegan a un lugar totalmente desconocido para ellos, del cual solo han escuchado historias y rumores. Rumores de fama, grandeza, bienestar, libertad e igualdad. Rumores que chocan con la realidad que se les presenta. Luego de una primera acogida obligatoria por parte de la administración, obligada a tutelarlos para proteger los derechos del menor, se ven generalmente abocados a la irregularidad una vez que alcanzan la mayoría de edad, condenados de esa manera a una vida sin derechos.
© Joan Tomás

info@joantomas.net