Diálogos Invisibles

Diálogos Invisibles cuenta historias de personas en búsqueda de una vida mejor. Muchos han huido de situaciones de miseria, guerra y persecuciones, y al llegar a Europa han visto sus derechos vulnerados por leyes de extranjería discriminatorias y excluyentes. El apoyo solidario de la sociedad civil es fundamental para dar amparo y promover la cohesión social. Por una buena salud de nuestra democracia estamos obligados a exigir políticas migratorias que respeten los derechos humanos. Existe el derecho a migrar porque existe el derecho a luchar por una vida digna. www.dialogosinvisibles.wordpress.com

Kushbu y Basanta Emma y Soly Emma trabaja en la Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado (CCAR), y Soly trabaja en la fundación Mescladís. Ambas entidades dan apoyo a personas refugiadas a quien corresponde el asilo por ley. Sin embargo, como a Khusbu y Basanta, la administración pública continúa denegando las solicitudes de asilo sistemáticamente, violando así las convenciones internacionales de derechos humanos. Gracias al trabajo de personas como Emma y Soly, las personas refugiadas que han sido privadas de sus derechos pueden convertirse en personas autónomas y compartir en nuestra sociedad su espíritu de solidaridad, lucha y superación. Emma y Soly Emma trabaja en la Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado (CCAR), y Soly trabaja en la fundación Mescladís. Ambas entidades dan apoyo a personas refugiadas a quien corresponde el asilo por ley. Sin embargo, como a Khusbu y Basanta, la administración pública continúa denegando las solicitudes de asilo sistemáticamente, violando así las convenciones internacionales de derechos humanos. Gracias al trabajo de personas como Emma y Soly, las personas refugiadas que han sido privadas de sus derechos pueden convertirse en personas autónomas y compartir en nuestra sociedad su espíritu de solidaridad, lucha y superación.

Kushbu y Basanta
Emma y Soly
Emma trabaja en la Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado (CCAR), y Soly trabaja en la fundación Mescladís. Ambas entidades dan apoyo a personas refugiadas a quien 
corresponde el asilo por ley. Sin embargo, como a Khusbu y Basanta, la administración pública continúa denegando las solicitudes de asilo sistemáticamente, violando así las convenciones internacionales de derechos humanos. Gracias al trabajo de personas como Emma y Soly, las personas refugiadas que han sido privadas de sus derechos pueden convertirse en personas autónomas y compartir en nuestra sociedad su espíritu de solidaridad, lucha y superación. 
Emma y Soly
Emma trabaja en la Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado (CCAR), y Soly trabaja en la fundación Mescladís. Ambas entidades dan apoyo a personas refugiadas a quien 
corresponde el asilo por ley. Sin embargo, como a Khusbu y Basanta, la administración pública continúa denegando las solicitudes de asilo sistemáticamente, violando así las convenciones internacionales de derechos humanos. Gracias al trabajo de personas como Emma y Soly, las personas refugiadas que han sido privadas de sus derechos pueden convertirse en personas autónomas y compartir en nuestra sociedad su espíritu de solidaridad, lucha y superación.
© Joan Tomás

info@joantomas.net